Golpe de efecto

Gus Lobel ha sido uno de los mejores cazatalentos de béisbol durante décadas, pero, a pesar de sus esfuerzos por esconderlo, su edad empieza a pasarle factura. A pesar de esto, Gus, que puede decir cómo es un lanzamiento solo por el sonido del bate, se niega a quedarse en el banquillo en lo que podría ser el último trabajo de su carrera.

Pero podría no tener elección. Los directivos de los Atlanta Braves empiezan a cuestionar sus opiniones, especialmente con el último fenómeno del país, un bateador que espera a que le convoquen. La única persona que podría ayudarle es también la única persona a la que Gus nunca pediría ayuda: su hija, Mickey, empleada de un importante bufete de abogados de Atlanta, cuyas ganas y ambición le han hecho ascender hasta convertirse en socia.

Mickey nunca ha tenido mucho contacto con su padre, que no estaba preparado para ser padre soltero después de la muerte de su esposa. Incluso ahora, en los pocos momentos que pasan juntos, él se distrae fácilmente por lo que Mickey asume que es su primer amor: el juego.

A pesar de su buen criterio y de las objeciones de Gus, Mickey acompaña a su padre en su último viaje a Carolina del Norte, poniendo en peligro su carrera para salvar la de su padre. Obligados a pasar tiempo juntos por primera vez en años, los dos descubren cosas nuevas del otro, revelándose historias de hace mucho tiempo sobre su pasado y presente que podrían cambiar su futuro.

Clint Eastwood (Million Dollar Baby, Sin perdón), ganador de varios Oscar, la nominada al Oscar Amy Adams (The Fighter, La duda (Doubt), Junebug) y Justin Timberlake (La red social, Con derecho a roce, In time) protagonizan esta cinta, el debut como director de Robert Lorenz, socio productor de Eastwood de toda la vida.

Golpe de efecto, titulada así en España, quitándole todo su sentido al título original Trouble with the curve, refiriéndose a un problema en el bateo de un jugador, también está protagonizada por el gran John Goodman y realiza un pequeño papel secundario el hijo de Clint Eastwood, Scott.

Eastwood vs Goodman

Qué decir de magistrales Clint Eastwood y John Goodman a estas alturas de su carrera. Los dos bordan cada papel, haciéndonos sentir en la piel las mismas emociones que sus respectivos personajes. Consiguen que rías con ellos, llores y te emociones porque son dos pesos pesados de Hollywood que crean escuela.

Aunque he de decir que el papel del director de Million Dollar Baby y Mystic River tiene una gran semejanza con el personaje que interpretó en otra de sus películas, con el Walt Kowalski de Gran Torino: un hombre mayor increíblemente cascarrabias pero infinitamente entrañable.

Trouble with the curve es una película amable, demasiado previsible y un poco lenta en ocasiones, en la que Clint Eastwood da un verdadero “golpe de efecto”, acompañado por los jóvenes Amy Adams (correcta en su papel, le falta más emoción) y Justin Timberlake, que en cada película que participa me sorprende más por su acierto a la hora de interpretar un personaje con actuaciones más que buenas.

Puede que la ópera prima de Robert Lorenz no cale hondo, no estará en la lista de películas imprescindibles, pero sólo por el hecho de que recaiga sobre Eastwood el peso de la cinta merece la pena verla.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Robert Lorenz
Guión: Randy Brown
Interpretación: Clint Eastwood, Amy Adams, Justin Timberlake, John Goodman, Scott Eastwood, Robert Patrick, Matthew Lillard
Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España
Fecha de estreno: 23 de noviembre de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s