Las flores de la guerra

part A059.JPG

En 1937, la ciudad de Nanking es el principal frente de la Guerra entre China y Japón. John Miller (Christian Bale) llega a una iglesia católica para preparar el entierro de un sacerdote. A su llegada, el joven norteamericano, que trata de aprovecharse de las necesidades de la guerra, se ve convertido en el único adulto entre un grupo de alumnas que viven escondidas en el convento.

Poco después, buscarán refugio en la misma iglesia varias prostitutas de un burdel cercano.Cuando John se encuentra en la posición indeseada de protector de los dos grupos ante los horrores del ejército invasor japonés, descubre el significado del sacrificio y el honor.

El célebre director chino Zhang Yimou (La linterna roja, Hero, La casa de las dagas voladoras) nos presenta la que es, hasta la fecha, su película más ambiciosa y más accesible para el público: Las flores de la guerra. Rodada durante 6 meses y estrenada en China en diciembre del 2011, ha tenido que pasar más de un año para que podamos ver la producción de mayor presupuesto realizada en China, una historia épica de amor y de guerra que recrea la realidad de Nanjing después de que las tropas japonesas invadiesen la ciudad en 1937.

Para ello, Yimou se ha basado en el libro Las trece flores de la guerra de la novelista Yan Geling, en el que no se centra en la batalla misma sino en la lucha interior de los personajes para hacer lo correcto y conservar la humanidad que se pierde en este tipo de conflictos.

h_43x_JXHqOxl0sb6Q2Y7sPYkKfm12WGH6J9zejSMO0Las flores de la guerra es una cinta con una fotografía muy cuidada, al estilo Yimou, y protagonizada por el camaleónico y siempre excepcional Christian Bale (The Fighter, El maquinista, Trilogía The Dark Knight) dando vida a un empleado de una funeraria que se convierte en cura debido a las circunstancias.

Bale, las estudiantes del convento y las prostitutas (de entre las que destaca Ni Ni en el papel de Yu Mo, la más decidida de todas) deberán hacer un acto de sacrificio en nombre de la esperanza, una valiente decisión que destruirá todos los prejuicios. Zang Yimou ha reflejado en Las flores de la guerra la cruel realidad de la guerra y muestra lo peor y lo mejor del ser humano.

Emoción, amor, ternura, odio, envidia, crueldad y muerte son sólo algunas de las emociones que componen el retrato de la masacre de Nanjing, un lamentable y dramático suceso que Yimou lleva magistralmente a la gran pantalla.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Zhang Yimou
Guión: Heng Liu; basado en la novela de Geling Yan
Interpretación: Christian Bale (John Miller), Ni Ni (Yu Mo), Shigeo Kobayashi (Kato), Dawei Tong (Li), Paul Schneider (Tery)
Distribuidora: European Dreams Factory
Fecha de estreno: 8 de marzo de 2013

Si fuera fácil

this is 40

Después de años de matrimonio, Pete vive con tres mujeres, su esposa Debbie y sus dos hijas, Charlotte (Iris Apatow), de ocho años, y Sadie (Maude Apatow), de 13. Pete lucha para mantener su discográfica a flote, pero él y Debbie también deben aprender a perdonar, olvidar y disfrutar del resto de su vida… antes de que acaben matándose.

Han pasado cinco años desde que el guionista y director Judd Apatow nos presentó a Pete y a Debbie en Lío embarazoso. Paul Rudd (Las ventajas de ser un marginado, Wanderlust) y Leslie Mann (El perfume, George de la selva) vuelven a encarnar a la pareja protagonista que debe enfrentarse a los desafíos del matrimonio, al paso de los años y a dos hijas rebeldes, una en la “edad del pavo” con las hormonas revolucionadas y la otra con ganas de jugar a todas horas con su hermana.

En su cuarta película como director, Judd Apatow ha contado con los geniales Paul Rudd y Leslie Mann (esposa del director en la vida real) y con sus dos hijas: Iris y Maude Apatow. Los cuatro son los encargados de retratar durante 3 semanas su vida, sus momentos de sexo y romance, sus discusiones, sus triunfos, sus preocupaciones y su cercanía al momento crítico de cumplir 40 años.

si_fuera_facil_16432This is 40 (título original) cuenta con dos secundarios de lujo con la difícil tarea de interpretar a los abuelos: John Lithgow (El mundo según Garp, La fuerza del cariño e imposible no acordarse de su papel en la serie Cosas de Marcianos) y Albert Brooks (Taxi Driver, Al filo de la noticia). Los dos están geniales en sus respectivos papeles: el uno de abuelo distante y serio y el otro de caradura y bromista con tres hijos gemelos.

Pero no son las únicas caras conocidas de la película: Jason Segel (Eternamente comprometidos), el inolvidable Marshall de Cómo conocí a vuestra madre, Megan Fox (Transformers) y el cantante de Green Day, Billie Joe Armstrong, se suman al reparto de esta comedia entretenida y amena que, sin llegar a ser un peliculón, hace que nos riamos un buen rato de las aventuras y desventuras de un matrimonio.

FICHA TÉCNICA
Dirección y Guión: Judd Apatow
Interpretación: Paul Rudd (Pete), Leslie Mann (Debbie), Megan Fox (Desi), Albert Brooks (Larry), Jason Segel (Jason), John Lithgow (Oliver), Iris Apatow (Charlotte), Maude Apatow (Sadie), Melissa McCarthy (Catherine), Chris O’Dowd (Ronnie), Robert Smigel (Barry), Annie Mumolo (Barb).
Distribuidora: Universal Pictures International Spain
Fecha de estreno: 22 de febrero de 2013

El atlas de las nubes

CLOUD ATLAS

De la mano de los aclamados realizadores Lana Wachowski, Tom Tykwer y Andy Wachowski llega el potente e inspirador drama épico “El atlas de las nubes”, que explora cómo las acciones y consecuencias de las vidas individuales tienen repercusiones entre sí a través del pasado, el presente y el futuro.

Acción, misterio y romance se entretejen dramáticamente a través de la historia mientras un alma pasa de ser un asesino a un héroe, y un simple acto de piedad se propaga a través de los siglos para inspirar una revolución en el futuro lejano.

Los hermanos Andy y Lana Wachowski (Trilogía Matrix), junto al director y compositor alemán Tom Tykwer (El perfume: Historia de un asesino), son los encargados de llevar al cine El atlas de la nubes, novela escrita por David Mitchell en el año 2004.

Esta novela se caracteriza por ser un compendio de seis novelas cortas, cada una ambientada en una época distinta, entrelazadas por un mismo concepto y que nos trasladan desde el siglo XIX hasta un lejano futuro post-apocalíptico relacionando las historias entre sí gracias a que cada una es leída o vista por el protagonista de la que sucede a continuación.

Pura poesía
Rodada en Alemania, Escocia y Mallorca, El atlas de las nubes es pura filosofía disfrazada de acción, emoción, tristeza, superación, música, misterio, futurismo; un drama que nos señala el camino para trascender el miedo.
Este drama se compone de varias historias entrelazadas con una filosofía determinada en cada una de ellas y un sentimiento común: el miedo. Puede que al principio no nos estemos enterando de nada de lo que vemos en la pantalla pero, conforme van transcurriendo las imágenes, una idea queda clara: todo está relacionado, todos estamos conectados y cada acción que hagamos o dejemos de hacer determina nuestro futuro.

El atlas de las nubes no es sólo el título de la película, es un sexteto musical que nos acompaña, el precioso tema principal de la cinta, cuyo responsable es el mismo director Tom Tykwer, acompañado por Johnny Klimek y Reinhold Heil.

el_atlas_de_las_nubes_15047Un atlas muy especial
Actores de primera línea como Tom Hanks, Ben Whishaw, Halle Berry, Hugh Grant, Susan Sarandon, Jim Broadbent y Hugo Weaving aparecen de una forma distinta en cada historia. Ellos, junto a unos magistrales efectos especiales, son los culpables de que este particular atlas sea pura poesía, que hay que dejar reposar en nuestra mente para digerirla y llegar a entender todas las ideas y significados que nos propone.

El atlas de las nubes no es una historia para cualquiera, es una cinta para los que aman el cine y creen en la Humanidad. Sus casi 3 horas de metraje son un alegato a favor de todos los seres humanos y en contra del racismo de cualquier tipo, un mensaje gritado a los cuatro vientos de la defensa de la independencia de las personas, de su pensamiento, de la no alineación “porque el océano está compuesto de miles de gotas y cada una de ellas puede cambiar el destino”.

FICHA TÉCNICA
Dirección y Guión: Tom Tykwer, Andy Wachowski, Lana Wachowski
Interpretación: Tom Hanks, Halle Berry, Hugo Weaving, Ben Whishaw, Susan Sarandon, Doona Bae, Jim Broadbent, Hugh Grant, James D’Arcy, Jim Sturgess, David Gyasi, Keith David
Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España.
Fecha de estreno: 22 de febrero de 2013

Gangster squad (Brigada de élite)

GANGSTER SQUAD

Los Ángeles, 1949. Nacido en Brooklyn, el despiadado rey de la mafia Mickey Cohen (Sean Penn) lleva la voz cantante en esta ciudad; se lucra con negocios turbios como las drogas, las armas, la prostitución y, si le van bien las cosas, de todas las apuestas que tenga lugar al oeste de Chicago. Y lo hace con la protección no solo de sus propios matones a sueldo, sino de la policía y de los políticos a los que controla. Suficiente para intimidar al policía más valiente y curtido…

Salvo a una pequeña unidad secreta de policías de Los Ángeles liderada por el sargento O’Mara (Josh Brolin) y Jerry Wooters (Ryan Gosling), quienes unen sus fuerzas para intentar acabar con el mundo de Cohen.

Gangster Squad es una cinta que pretende parecerse a Los Intocables y no le se acerca ni de lejos aunque entretiene. Bajo la dirección de Ruben Fleischer (Zombieland), la película es un relato lleno de clichés en el que lo mejor son las grandes actuaciones de Josh Brolin (No es país para viejos, Men in Black 3) y Ryan Gosling y un par de tiroteos notorios. El primero es el jefe de una banda de hombres muy peculiar mientras que Gosling (The Believer, El diario de Noa, Drive, Los idus de marzo) es el encargado de poner la guinda canalla y atractiva de la historia.

ES-PUB poster-GSQEn cambio, Sean Penn (El árbol de la vida, Milk, 21 gramos, Mystic River), al que estamos acostumbrados a ver en papelones  no llega a su mejor registro en un papel en el que imita demasiado a El Padrino con lo que su personaje no es creíble. Acompañando al trío protagonista están Nick Nolte, Giovanni Ribisi y Emma Stone.

El americano Will Beall escribió el guion basándose en el libro Gangster Squad de Paul Lieberman, contando con un gran elenco de actores y no escatimando presupuesto en efectos especiales pero la esencia falla.

De todas maneras no se puede decir que sea una película mala ni desastrosa, es una historia muy bien hecha en la que el guión no ha sabido estar a la altura de la idea por lo que llegará a los espectadores que sean fans de los gángsters y pasarán un buen rato entretenidos con la valentía de unos hombres dedicados en cuerpo y alma a acabar con Mickey Cohen, el mayor mafioso de Los Ángeles.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Ruben Fleischer
Guión: Will Beall, basado en el libro “Gangster squad”, de Paul Lieberman
Interpretación: Josh Brolin (sargento John O’Mara), Ryan Gosling (sargento Jerry Wooters), Sean Penn (Mickey Cohen), Nick Nolte (jefe Parker), Emma Stone (Grace Faraday), Anthony Mackie (agente Coleman Harris), Giovanni Ribisi (agente Conwell Keeler), Michael Peña (agente Navidad Ramirez), Robert Patrick (agente Max), Mireille Enos (Connie O’Mara).
Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España.
Fecha de estreno: 8 de febrero de 2013

La trama

DSC_7551.NEF

Siete años después de haberse visto obligado a dejar su puesto en la policía de Nueva York por un escándalo producido por un desafortunado tiroteo, el detective privado Billy Taggart (Mark Wahlberg) es contratado por el alcalde de la ciudad, Nicholas Hostetler (Russell Crowe), para que investigue la presunta infidelidad de su mujer (Catherine Zeta-Jones).

Pero cuando el supuesto amante de ésta aparece muerto, las cosas se complican mucho más de lo que Taggart podría haber previsto. El detective, que no tarda en descubrir que no era más que un peón en una partida mayor, se adentra en la zona gris que une los mundos del crimen, la política y los negocios.

El último proyecto del director Allen Hughes (El libro de Eli, New York. I love you) es un entretenido thriller con tintes de suspense, intriga y acción. En esta ocasión, Russell Crowe (Una mente maravillosa, Gladiator, Cinderella man) deja a un lado su faceta musical de Los Miserables para meterse en la piel del alcalde de Nueva York, un hombre preocupado por la infidelidad de su mujer.

ImprimirPero en Broken City (su título original) no todo es lo que parece y el encargado de averiguarlo es un detective privado con un pasado oscuro, al que da vida Mark Wahlberg (Ted, The Fighter, La tormenta perfecta), también productor de la cinta. Gran parte de la intensa interacción entre ambos se rodó en Nueva Orleans, adonde se trasladó el equipo durante las seis semanas siguientes para rodar en interiores y en exteriores selectos.

Los dos forman el nudo central de La trama en el que Catherine Zeta-Jones (La máscara del Zorro, La trampa, Traffic, Chicago, Un buen partido, Rock of Ages) tendrá un papel esencial. Junto a ellos, Jeffrey Wright (Ali, Syriana, Los idus de marzo, Casino Royale), Barry Pepper (Salvar al soldado Ryan, Banderas de nuestros padres, Siete almas) y Kyle Chandler (Argo, La noche más oscura, Super 8).

FICHA TÉCNICA
Dirección: Allen Hughes
Guión: Brian Tucker
Interpretación: Mark Wahlberg, Russell Crowe, Catherine Zeta-Jones, Natalie Martinez, Kyle Chandler, Catherine Kim Poon, Barry Pepper, Justin Chambers, Jeffrey Wright, Alona Tal, James Ransone, Judd Lormand, Griffin Dunne, James Rawlings, Ambyr Childers
Distribuidora: DeAPlaneta
Fecha de estreno: 15 de febrero de 2013

No

NO_02

Ante la presión internacional, el dictador chileno Augusto Pinochet se ve obligado a organizar un referéndum de apoyo a su presidencia en 1988. Los líderes de la oposición convencen a René Saavedra, un joven y atrevido ejecutivo publicitario, para que se encargue de la campaña a favor del NO. A pesar de disponer de recursos muy limitados y del férreo control de la policía del déspota, Saavedra y su equipo llevan a la práctica un plan audaz para ganar el referéndum y liberar al país de la opresión.

Gael García Bernal protagoniza la última película de lo que muchos denominan la ‘trilogía’ de Pablo Larraín, junto con Tony Manero (2008) y Post mortem (2010), sobre el período de la dictadura del general Augusto Pinochet.

Sin duda, No es la película más ambiciosa del director chileno hasta la fecha. Parte de su complejidad y saber hacer recae en la figura de Gael García Bernal, interpretando a un publicista exiliado que no es, ni más ni menos, que la personificación de todas las personas y partidos que no querían a Pinochet en el poder. Este actor mexicano hace una gran labor de interpretación, no sólo adquiriendo como suyo propio el acento y la manera de hablar chilenas

No es una película rodada con ‘cámaras tubo’, de esta manera se logra el efecto documental y se evita que el “espectador entre y salga de la historia”, según ha explicado Larraín esta mañana en la rueda de prensa convocada con motivo de la presentación de la cinta, quien no quería que hubiera diferencias entre las imágenes reales de archivo y las rodadas por su equipo.

fotonoticia_20130207160616_500De esta manera, la historia de No cuenta con escenas reales de archivo grabadas en aquel año, con algunos de los que intervinieron en las campañas e incluso con imágenes de ambas “que se pueden chequear en Internet, por si alguno no se cree la realizada a favor de Pinochet”, según ha ironizado el realizador.

Uno de los temas clave que trata y posiblemente, el más importante, es la manipulación política ya sea a través de la publicidad o de cualquier medio y más, en regímenes como las dictaduras.

Pesada y lenta en algunos momentos, No pretende acercar a los espectadores la salida del poder de Pinochet, algo que la mayoría no conoce. No en vano, su rigor, interpretaciones, guión y dirección están detrás de su nominación al Oscar en la categoría de Mejor Película de Habla No Inglesa, en la que competirá con su gran rival, Amor de Michael Haneke. Pero habrá que esperar hasta el próximo 24 de febrero para descubrir cual de ellas se lleva la soñada estatuilla dorada.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Pablo Larraín
Guión: Pedro Peirano
Interpretación: Gael García Bernal, Alfredo Castro, Luis Gnecco, Antonia Zegers, Néstor Cantillana, Alejandro Goic, Diego Muñoz, Jaime Vadell, Marcial Tagle, Manuela Oyarzún, Pascal Montero, José Manuel Salcedo, Enrique Garcia
Distribuidora: Golem
Fecha de estreno: 8 de febrero de 2013

Gael García Bernal retoma en ‘NO’ las “llagas abiertas” con la dictadura de Pinochet

fotonoticia_20130207160616_500

MADRID, 7 Feb. (Europa Press) – El actor Gael García Bernal regresa a las pantallas españolas con una película que retoma las “llagas abiertas” con la dictadura del general Augusto Pinochet en Chile, que abandonó el poder tras perder un referéndum de apoyo a su presidencia.

Precisamente, este largometraje dirigido por Pablo Larraín aborda ese periodo de tiempo en el que se desarrollaron las campañas tanto a favor como en contra de Pinochet en 1988. El dictador se había visto obligado por presiones internacionales a autorizar este referéndum en el que se contemplaban dos opciones: el ‘sí’ o el ‘no’.

García Bernal interpreta a René Saavedra, un joven publicista que había estado exiliado de Chile y, a su regreso, consigue establecerse con un buen trabajo en una importante agencia publicitaria. Los opositores al régimen se fijarán en él para que lleve a cabo una campaña que conseguirá dar la vuelta a una opción que parecía destinada a legitimar al mandatario chileno en el poder. “La película señala la justicia que no llegó y ahí tenemos llagas abiertas”, explica el actor mexicano, quien ha calificado como “héroes de la democracia” a aquellos que participaron en el lado del ‘no’ en el referéndum.

El largometraje está rodado con ‘cámaras tubo’ en un formato similar al que se presentaron las campañas en televisión de las dos opciones participantes. De esta manera, se evita que el “espectador entre y salga de la historia”, según ha explicado Larraín, quien no quería que hubiera diferencias entre las imágenes reales de archivo y las rodadas por su equipo.

De esta manera, la historia de ‘NO’ cuenta con escenas reales de archivo grabadas en aquel año, con algunos de los que intervinieron en las campañas –en ‘cameos’– e incluso con imágenes de ambas campañas “que se pueden chequear en Internet, por si alguno no se cree la realizada a favor de Pinochet”, según ha ironizado el realizador.

En cualquier caso, Larraín ha remarcado que la película no pretende “legitimar” ninguna postura, puesto que entiende que esta legitimación no se hizo antes a través de otros medios. “Si la Historia no puede legitimar algo, no sé por qué se le pide a la película”, ha señalado.

A pesar de que el largometraje concluye con la renuncia de Pinochet, Larraín ha apuntado que la película no recoge el único motivo por el que fue derrotado el dictador. “El motivo es mucho más amplio que lo que aparece en la película, la oposición era muy inteligente y esta campaña tuvo un efecto catalizador de lo hecho anteriormente”, ha apuntado.

PINOCHET, UN “BASTARDO EN TODO EL MUNDO”

El director ha abordado también la labor del juez español Baltasar Garzón en su intento de extradición de Pinochet para ser juzgado por sus crímenes, recordando que “lo importante habría sido que hubiera habido un juicio y en Chile no se hizo, daba igual dónde”. No obstante, sí ha celebrado que Pinochet “hoy sea considerado un bastardo en todo el mundo”, lo que a su entender resulta “sano y reconfortante”.

Para Larraín, la realidad en estos días respecto a la aceptación de Pinochet en Chile es que si se hiciera hoy, el dictador no contaría ni siquiera con el 45% de apoyo que recibió en 1988. “La gente ya no quiere un iluminado que decida quién vive y quién no o que tome decisiones en función de cómo aumentar su billetera”, ha aseverado.

En esta misma línea, García Bernal considera que las sociedades latinoamericanas “han evolucionado muchísimo” y por ello resulta “difícil pensar que pueden volver regímenes absolutistas”. “Ahora tenemos la libertad de expresión que podemos defender para cambiar las cosas y espero que no vuelva a suceder”, ha explicado.

Tanto el director como el actor han coincidido en señalar las conexiones de la película con la actualidad, centrándose en la democracia. “No es coincidencia que en todas partes haya una crítica hacia la democracia. En todos los países que hemos presentado la película nos dicen: ‘eso es lo que pasa en mi país'”, ha resaltado García Bernal.

“HAY MUCHO ‘AMOR’ PARA ‘NO'”

Preguntado acerca de si volver al pasado podría suponer críticas en su país y también las similitudes que tiene este caso con España, Larrain ha calificado de “esencial” este tipo de revisiones. “Tiene que ver con la manera en que se afronta el pasado, a mi me parece esencial mirar atrás para comprender el presente, porque sin un ejercicio de memoria se tiende a la inmediatez”, ha aclarado.

‘NO’ está nominada al Óscar en la categoría de Mejor Película de Habla No Inglesa, en la que competirá con su otra gran rival, la película del directo Michael Haneke ‘Amor’. García Bernal ha bromeado sobre las posibilidades de su cinta, asegurando que “hay mucho amor para ‘NO’ y ojalá se mantenga”.