La gran boda

24648

Don y Ellie Griffin (Robert De Niro y Diane Keaton), que llevan mucho tiempo divorciados, se ven obligados de improviso a juntarse de nuevo por el bien de la boda su hijo adoptivo, cuando su conservadora madre biológica decide asistir a las nupcias. Los Griffin no tardarán en descubrir que fingir ser una pareja felizmente casada no es tan fácil, y resulta especialmente incómodo para la novia de Don, Bebe (Sarandon).

En medio de toda esta farsa, los hijos de los Griffin se enfrentan a sus propios problemas: Lyla (Katherine Heigl) pasa apuros con un secreto, Jared (Topher Grace) se plantea su vida amorosa, o la falta de ella, y Alejandro (Ben Barnes) intenta mantenerlos unidos a todos, incluida su nueva novia, Missy (Amanda Seyfried), que intenta tener contentos a sus padres al dejar que los case un sacerdote (Robin Williams) en una ceremonia católica tradicional.

Las bodas suelen ser muy estresantes, tanto para los novios como para sus respectivas familias. ¿Pero qué ocurriría si en ese enlace juntamos a Robert De Niro, Susan Sarandon y Diane Keaton? Muy sencillo: que las risas están aseguradas.

Los tres son el pilar sobre el que sustenta la película al que ayuda y mucho, la aparición del padre Monaghan, interpretado por Robin Williams. Los cuatro se verán inmersos en muchas situaciones disparatadas, entre las que destacan, la boda y la cena prenupcial. Quizás fallen en esta comedia, no por sus actuaciones sino por el contexto de sus papeles, los personajes de Ben Barnes y Amanda Seyfried, uno por el exceso de maquillaje que lleva para parecer colombiano y la otra por su languidez al estilo Mamma Mía.

la_gran_boda_16097También destacan en el reparto Katherine Heigl y Thoper Grace, ejerciendo de hermanos de Ben Barnes, cada cual con sus peculiares problemas que tendrán que ser capaces de resolver.

Sin embargo, hay que agradecerle a Justin Zackham (Going Greek) su visión divertida de la preparación de una boda, del estrés y las confusiones que conlleva y de haber juntado a cuatro grandes de la interpretación como son Sarandon, Keaton, De Niro y Williams.

La gran boda es una comedia inteligente, ingeniosa y desternillante que ofrece una visión íntima de una familia moderna y de los altibajos que sufre a lo largo de un único fin de semana de celebración. Con sus pros y sus contras, esta cinta es una buena opción para pasar un rato divertido en el cine y olvidarse de los problemas durante un par de horas.

FICHA TÉCNICA
Dirección y Guión: Justin Zackham
Interpretación: Robert De Niro, Amanda Seyfried, Katherine Heigl, Robin Williams, Topher Grace, Susan Sarandon, Ben Barnes, Diane Keaton, Marc Blucas, Christine Ebersole, Kyle Bornheimer, Christa Campbell, David Rasche, Greg Paul, Edmund Lyndeck
Distribuidora: eOne Films Spain
Fecha de estreno: 1 de mayo de 2013

Combustión

Combustión

Mikel (Alex Gonzalez) está a punto de casarse con Julia (María Castro), dueña de una importante joyería heredada de sus padres. En la fiesta del anuncio de la boda, Mikel conoce a Ari (Adriana Ugarte), una de las camareras del catering. Entre ellos surge una inmediata atracción. Y aunque el chico intentará controlar ese deseo por ella, acabará cayendo en sus brazos y disfrutando del mejor sexo de su vida. Poco a poco se irá sintiendo más enganchado a ella y más fascinado por su mundo, que no es otro que el de las carreras ilegales de coches.

Un mundo de descontrol, de adrenalina a tope, donde lo único que importa es el aquí y el ahora. Un mundo que despierta el lado más salvaje de Mikel. Su vida al lado de Julia se ha vuelto completamente gris y decide romper su compromiso con ella. Lo que el chico no sabe es que todo forma parte de un plan elaborado por Ari y su novio, Navas (Alberto Ammann). Ellos se dedican a seducir a incautos para colarse en sus casas y robarles. Mikel es la presa ideal, ansían el botín que Julia guarda en su caja fuerte.

Pero las cosas se empiezan a torcer cuando Ari se da cuenta de que se está enamorando de su víctima. Eso desatará la furia de Navas y hará que todo se vuelva imprevisible. Cuando Mikel descubra que ha sido un juguete en manos de ellos dos, será demasiado tarde para dar marcha atrás.

El último largometraje de Daniel Calparsoro es un thriller urbano que narra una historia de amor, mentiras, desengaños y la visión de unos jóvenes por vivir el presente al cien por cien. El realizador barcelonés, conocido por Salto al vacío, Guerreros o Invasor, entre otras, se atreve a llevar a la gran pantalla los problemas y la desesperación de tres personajes, en formato casi más parecido a un extenso videoclip que a una película.

Aléx González (que hace doblete en cartelera con Alacrán Enamorado), Adriana Ugarte y Alberto Ammann (con el que ha vuelto a contar Calparsoro tras haber trabajado juntos en Invasor y que ha estrenado recientemente Tesis sobre un homicidio) son el triángulo principal sobre el que se sustenta Combustión.

combustion_20117Con fallos de guión como la utilización del Tuenti en unos personajes ya maduros, como motor de búsqueda en Internet (esta red social española es sponsor de la cinta), Calparsoro logra sacar adelante esta historia con buenas interpretaciones y con una fotografía excepcional, llena de colores y sensualidad; el mejor ejemplo de ello es la escena del baile, y con la banda sonora de fondo de Carlos Jean y la pegadiza canción Prisioners.

Al ver Combustión es inevitable pensar en una película comercial, con reminiscencias de Grease en la carrera de coches y en la estética de Alberto Ammann, aderezado con bastantes dosis de adrenalina y con una historia de amor adolescente.

Sin duda, Combustión hará las delicias de las seguidoras de Alex González con escenas bastante subidas de tono, en la que el actor luce sin pudor su trabajada anatomía. Una cinta que no engaña y una apuesta fuerte de Calparsoro por este tipo de cine.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Daniel Calparsoro
Guión: Carlos Montero, Jaime Vaca y Daniel Calparsoro.
Interpretación: Álex González, Adriana Ugarte, Alberto Ammann, María Castro, Marta Nieto, Luis Zahera, Christian Mulas, Juan Pablo Shuck
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Fecha de estreno: 26 de abril de 2013

Un lugar donde refugiarse

21675

Katie Feldman (Julianne Hough) llega a una pequeña localidad costera llamada Southport, en Carolina del Norte, con la intención de rehacer su vida de una manera tranquila. Alquila una vieja cabaña y consigue un trabajo como camarera en el café local, cuenta con la esperanza de pasar desapercibida. Pero a pesar del casi impenetrable muro emocional que ha creado para protegerse, se siente atraída por el cariño y la consideración genuinos de esta pequeña y unida comunidad, especialmente del dueño del supermercado, Alex (Josh Duhamel), y sus dos hijos pequeños.

Katie empieza a confiar de nuevo en los demás. Alex y su pequeña prole le enseñan a vivir de nuevo las alegrías del amor. Pero las cosas no son tan sencillas como parecen y su felicidad reciente se ve amenazada por los terribles secretos que le siguen atormentando. Cuando un misterioso extraño llega a la ciudad preguntando sobre Katie, corre peligro de quedar atrapada por su pasado.

A pesar de que todos sus instintos le dicen que salga corriendo, Katie decide hacer todo lo necesario para proteger su nueva vida, descubriendo así el significado del sacrificio y del compromiso, en una historia apasionante y llena de suspense sobre la esperanza, la supervivencia y el poder del amor verdadero.

Ha llegado la primavera y, con ella, parece que los temas apocalípticos van dejando paso a los romances. Un lugar donde refugiarse (Save Haven en su título original) es la última novela llevada al cine del autor de El diario de Noa, Nicholas Sparks, un thriller romántico que cuenta la historia de una mujer joven y misteriosa que se enamora de un viudo solitario en una pequeña ciudad, alejada del bullicio de las grandes metrópolis.

Como toda historia de Sparks, el amor y sus vicisitudes es el tema central pero, en esta ocasión, incluye una trama de suspense que vamos descubriendo en forma de recuerdos de la protagonista.

safe_haven_15464Los maravillosos paisajes de la naturaleza y el mar son el telón de fondo de esta historia de amor protagonizada por Josh Duhamel (Movie 43, El chico de tu vida, Transformers 3, Noche de fin de año; aunque su papel más conocido es el de Danny McCoy en la serie Las Vegas) y la cantante y actriz Julianne Hough (La era del rock) en su primer papel dramático y mucho mejor interpretado que en sus películas anteriores.

Dando vida a una curiosa vecina encontramos a Cobie Smulders, la inolvidable Robin de Cómo conocí a vuestra madre, y a los jovencísimos Noah Lomax (Un buen partido) y Mimi Kirkland (Cuento de Navidad) como los hijos del personaje de Josh Duhamel.

Muchos la han comparado con El diario de Noa pero no tiene nada que ver, salvando el tema central del amor. Un lugar donde refugiarse no llega a las emociones provocadas por la historia de Allie y Noa pero es una digna sucesora en la que el momentazo de la lluvia no puede faltar. Todo ello aderezado con una música actual y pegadiza en una banda sonora cuyo tema central, ‘We both know’, está interpretado por Gavin DeGraw (conocido por ser el autor del tema de la cabecera de la serie One Tree Hill) y Colbie Caillat.

Si buscáis tanques, asesinatos, persecuciones en coche o problemas en el espacio exterior no es vuestra peli. Un lugar donde refugiarse gustará a los fans de El diario de Noa, Querido John y Un paseo para recordar, con muy buenas interpretaciones y una historia que ensalza el amor, el sacrificio y la entrega. Muy recomendable aunque es probable que soltéis alguna lagrimilla como yo.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Lasse Hallström
Guión: Dana Stevens
Interpretación: Julianne Hough, Josh Duhamel, Cobie Smulders, David Lyons, Lauren York, Noah Lomax, Mimi Kirkland, Christine Baer, Ric Reitz, Cullen Moss, Mike Pniewski, Paul Shaplin, Jasper Grey, Robin Mullins, Laura Avnaim
Distribuidora: Tripictures
Fecha de estreno: 19 de abril de 2013

Tierra prometida

22137

Steve y su compañera de trabajo Sue Thomason (la oscarizada Frances McDormand) llegan a McKinley, un pueblo duramente golpeado por la crisis financiera de los últimos años. Los dos representantes están convencidos de que los habitantes de McKinley estarán encantados de aceptar la oferta de su empresa a cambio de dejarles perforar pozos en sus granjas.

Lo que en principio iba a ser un trabajo fácil y una estancia corta se complica profesionalmente cuando el respetado profesor de instituto Frank Yates (Hal Holbrook, nominado a un Oscar) reúne a los habitantes para explicarles de qué se trata, y personalmente cuando Steve conoce a Alice (Rosemarie DeWitt). Pero las cosas se ponen mucho peor con la llegada del ecologista Dustin Noble (John Krasinski).

El cineasta americano Gus Van Sant, responsable de cintas tan inolvidables como El indomable Will Hunting, Milk y Elephant, vuelve a ponerse tras las cámaras para dirigir Tierra prometida, una historia con tintes de TV movie protagonizada por Matt Damon (que ya trabajó con Van Sant en Descubriendo a Forrester), Frances McDormand y John Krasinski.

Con un guión original de John Krasinski y Matt Damon, basado en una historia de Dave Eggers, Gus Van Sant consigue que no sea una película de sobremesa y la convierte en una dura crítica al fracking y a las grandes empresas.

La técnica del fracking o fractura hidráulica para extraer gas natural de la tierra es un método que tiene sus defensores y detractores; los primeros por la revolución del mercado energético y los segundos por el impacto perjudicial que supone para el medio ambiente. Centrándonos en España, tenemos un ejemplo muy presente en el tiempo en el Parlamento de Cantabria, que ha prohibido total y rotundamente este sistema.

Matt Damon encarna a Steve Butler, un vendedor que ha recorrido un largo camino desde su granja natal hasta la empresa en la que trabaja. Pero al llegar a un pueblo, comenzará a cambiar su forma de pensar. ¿Cuánto poder tienen las empresas? ¿Cualquier método es válido si se consigue el fin perseguido?

tierra_prometida_20013A medida que avanzan los fotogramas, nos vamos dando cuenta del cambio interior que se está produciendo en el personaje de Matt Damon y se hace más evidente cuando aparece en escena su álter ego ecologista, John Krasinski. La lucha de los dos por convencer a los habitantes del pueblo e imponer su decisión será crucial en el desarrollo de los hechos.

Junto a ellos encontramos a secundarios de lujo como Titus Welliver (al que muchos recordamos por ser ‘El hombre de negro’ en la aclamada serie Lost), Scoot McNairy (Monsters) y Hal Holbrook (Todos los hombres del presidente, Wall Street, The firm, Agua para elefantes).

Tierra prometida es una cinta sin grandes complicaciones y sin grandes pretensiones, no es una historia comercial, es la visión de la Ameríca profunda y sus cambios, muy recomendable para aquellos que quieran un cine diferente, aunque le falle el ritmo, demasiado lento en algunas escenas. Pero todo ello queda eclipsado por la magistral música de Danny Elfman.

FICHA TÉCNICA
Dirección: Gus Van Sant
Guión: Matt Damon, John Krasinski
Interpretación: Matt Damon, Frances McDormand, John Krasinski, Rosemarie DeWitt, Benjamin Sheeler, Terry Kinney, Carla Bianco, Joe Coyle, Hal Holbrook, Dorothy Silver, Titus Welliver, Lexi Cowan, Tim Guinee, Sara Lindsey, Frank Conforti, Garrett Ashbaugh, Jericho Morgan
Distribuidora: Universal Pictures International Spain.
Fecha de estreno: 19 de abril de 2013

To the Wonder

24452

Neil, un aspirante a escritor, y Marina, una joven madre, están juntos en la isla francesa de St Michel, conocida en Francia como la maravilla del mundo occidental, revitalizados por las sensaciones de estar de nuevo enamorados. Neil ha dejado Estados Unidos buscando una vida mejor, dejando atrás una serie de hechos dolorosos. Mirando a Marina a los ojos, Neil está seguro de que ha encontrado a la mujer que puede amar con dedicación.

Pero cuando años más tarde, una serie de circunstancias personales y profesionales resquebrajan su relación, otra mujer aparece en la vida de Neil, con igual o incluso mayor fuerza: Jane. ¿Logrará este hombre mantenerse fiel a su promesa inicial o aprovechará para cambiar su vida hacia el futuro que siempre anheló?

Dos horas de sentimientos, de imágenes visuales que traspasan la pantalla. Así es To the Wonder, escrita y dirigida por Terrence Malick (La delgada línea roja, El árbol de la vida), drama romántico en el que el director norteamericano explora el amor y sus distintas fases (pasión, simpatía, obligación, dolor, indecisión) y en cómo pueden transformar, destruir y reinventar vidas.

Los líos de Neil con las dos mujeres en su vida y la lucha del padre Quintana con su fe, les fuerza a ambos a considerar distintas formas de amor. ¿Debería ser su compromiso llevado adelante como una obligación, a veces con mucho esfuerzo?, ¿puede el dolor unir a los amantes con más fuerza que la alegría?

Reparto de lujo

En esta ocasión, Malick ha contado con un reparto de lujo para llevar el peso de la película, sumergiéndose en su mundo emocional propio y expresando todo con miradas, sonrisas, lágrimas y silencios: Ben Affleck, Rachel McAdams, Olga Kurylenko y Javier Bardem. Todos están perfectos en sus papeles y, en el caso de Kurylenko y Bardem, se da la coincidencia de su doblete en la cartelera española; la primera con Oblivion y Javier Bardem con el estreno de Alacrán enamorado.

tothewonderTo the Wonder sigue la línea de El árbol de la vida aunque con una línea más experimental, con una voz en off que cuenta las historias, conflictos y emociones de los personajes, sus pensamientos internos, ya que casi no hay diálogos, y con imágenes de la naturaleza que anticipan las batallas interiores de los protagonistas.

Para ello, Malick aconsejó a los actores realizar trabajos clásicos de ficción, música, cine y arte en general para albergar en ellos el estado mental necesario y la comprensión de sus personajes. Por ejemplo, Ben Afleck se preparó su personaje leyendo obras de Tolstoi, Dostoievski y F Scott Fitzgerald. También vio películas de Gary Cooper para dar forma al personaje honesto y pensativo de Neil, al que Affleck describe como el centro silencioso de To The Wonder.

Por todo esto, To the Wonder no es una película apta para todos los públicos sino para aquellos que se queden fascinados por el Universo Malick, una propuesta diferente al cine que se hace en la actualidad. Muy recomendable.

FICHA TÉCNICA
Dirección y Guión: Terrence Malick
Interpretación: Ben Affleck, Rachel McAdams, Javier Bardem, Olga Kurylenko, Tatiana Chiline, Romina Mondello, Tony O’Gans
Distribuidora: Vértigo Films
Fecha de estreno: 12 de abril de 2013

Javier Bardem da vida al nazi creado por su hermano en “Alacrán enamorado”

Elenco

Madrid, 27 mar (EFE).- Después de encarnar al malo más retorcido de la saga Bond, Javier Bardem vuelve al cine español de la mano del director madrileño Santiago Zannou para dar vida a un fascista de nombre Solís, un “bicho” que creó su hermano Carlos en su novela “Alacrán enamorado”, y que ahora se estrena convertida en película.

“Me he fijado en algunas personas para componer el tono y el físico de Solís”, ha explicado Javier Bardem en una rueda de prensa celebrada en Madrid junto al equipo del rodaje, capitaneado por el director y acompañado por el productor, y amigo de los Bardem, Álvaro Longoria, con quien Javier hizo recientemente el premiado documental “Hijos de las nubes”.

La película, que llegará el próximo 12 de abril a las pantallas españolas, está basada en la novela homónima de Carlos Bardem, con guión escrito entre Bardem y el propio Zannou.

“Queríamos hacer una persona que se moviese a diferentes niveles: uno, más impulsivo, tocando la fibra y el estómago de a los que se dirige; y otro más intelectual, casi diplomático, como si fuese un abogado, con una cierta calidad política futura. Fue un compendio de muchas cosas para llegar a ser Solís”, aunque añade el pequeño de los Bardem que “ya estaba bien claro en el guion quién era”.

Y Solís es un hombre muy violento, un filonazi que resume “todos los referentes del racismo y fascismo que conozco, desde (Jean Marie) Le Pen, a las palizas que reciben los inmigrantes en los autobuses de Grecia”, explica el director, Zannou, un mestizo hijo de padre africano al que, por cierto, dedicó su segundo trabajo, el documental “La puerta de no retorno”.

La película, explica el realizador, ganador de tres Goyas con su cinta de debut, “El truco del manco”, es una fábula “visceral” sobre la superación que cuenta la historia de Julián (Álex González), un chico de barrio que junto con su mejor amigo, Luis (Miguel Ángel Silvestre), integra un grupo de violentos neonazis liderado por Solís.

Julián vive en un entorno violento que no deja sitio a la esperanza hasta que decide entrenar en un gimnasio. “Es un chico que no se hace demasiadas preguntas, pero siente mucho lo que hay a su alrededor”, detalla González en una entrevista con Efe.

Transformado por la disciplina del boxeo y encandilado por la nobleza de su entrenador Carlomonte (Carlos Bardem) y el amor de una joven mulata, Alyssa (Judith Diakhate), el chico se da cuenta de “lo que le gusta y lo que no” y decide cambiar “y evoluciona drásticamente hasta convertirse en el hombre que quiere ser”, resume González.

El actor ha conseguido dar a Julián “Alacrán” López un físico espectacular y un baile de piernas que convence de su calidad en el ring; no en vano, su debut en 2005 fue otro boxeador que le dio al joven su primer Goya como actor revelación en “Segundo asalto”.

“Todo el boxeo que hay en la película es de verdad”, apunta Carlos Bardem: “No queríamos que nadie nos sacase los colores”, aunque enseguida indica que “no es una película de boxeo, sino que pretendíamos utilizarlo como una metáfora de la vida: no importa que te tiren, te levantas para luchar”, añade el actor.

A destacar en ese sentido el trabajo del actor español nacido en Líbano Hovik Keuchkerian, campeón de los pesos pesados de España en los años 2003 y 2004, que ha agradecido a Zannou y a Bardem que rescataran la “dignidad” de un deporte que, en otros países, dice, es “número 1”, y el boxeador, un ídolo y “hasta alguien respetable”.

Carlos niega los “enchufes” a la hora de repartir los papeles y desvela que tuvo que pasar una prueba para convertirse en Carlomonte; un papel que, por fin, parece consagrar a un actor bregado en cintas nada suaves como “Celda 2011”, “Princesas” o “Che: Guerrilla”.

El mayor de los Bardem considera que las ideologías del odio “florecen” en épocas de crisis; por ello, afirma, “hay que estar muy atento y combatir los pequeños fascismos de barra de bar”.

De la misma opinión es Miguel Ángel Silvestre, metido en la piel de un violento “skinhead” al que ha tenido que “intentar entender para ver de dónde le salía tanta violencia”.

“Es alguien que también ha sido víctima, que tiene pavor a la soledad y que sabe que a través de la violencia es aclamado y valorado. Yo lo rechazo totalmente -enfatiza el actor-. Digo esto y no es excusa para otros grandes hijos de puta que hay en el mundo, pero todos han sido víctimas y no todos tienen la posibilidad de redimirse, como Julián”, reflexiona.

Cómo no organizar una rueda de prensa

Elenco

Alta Films se estrella con la organización del evento de ‘Alacrán enamorado’

A las 10 de esta misma mañana los periodistas hemos sido citados en los Cines Princesa para asistir al visionado de Alacrán enamorado y a la posterior rueda de prensa con el elenco de la película: los hermanos Bardem, Alex González, Miguel Ángel Silvestre, el boxeador Hovik y el director Santiago Zannou.

Hasta aquí todo normal, salvo por la mala organización del personal de Alta Films. Ante una rueda de prensa tan mediática por la presencia de Carlos y Javier Bardem, a los organizadores no se les ocurre otra cosa que situarla en una sala de cine con un pasillo muy estrecho. Problema número 1: el embotellamiento de los cámaras en dicho pasillo.

Problema número 2 derivado del primero: Como Alta Films no ha reservado las primeras filas para los cámaras, se ven obligados a echar de sus asientos a los periodistas de las primeras filas y enviarlas 10 filas más atrás, debido a que no lo han dicho con tiempo y la sala se ha llenado. Consecuencia: los redactores de medios no televisivos se quedan sin poder hacer fotos medianamente buenas. Ejemplo: en otros eventos similares a éste, los medios televisivos se sitúan al fondo de la sala.

Otro problema, y ya van 3, que es consecuencia directa del anterior es el hecho de que el elenco de la película no veía al periodista que les estaba preguntando por estar cegados por las cámaras y no alcanzaban a ver más allá de la tercera fila, en una sala con más de 20 filas. Hay que recalcar la mala calidad del sonido, por lo que en las últimas filas ni se veía ni se escuchaba nada.

Pero la pésima organización del evento no queda aquí. Una encargada de Alta Films se ha abierto paso entre la gente a empujones, gritando que la dejasen pasar, sin un mínimo de educación, tratando a los comunicadores como si fueran borregos.

Y para terminar, el señor Enrique González Macho, presidente de la Academia de Cine, ejerciendo de periodista, no dejando preguntar a los comunicadores para evitar que hagan su trabajo, en una descafeinada rueda de prensa de apenas 20 minutos de duración.

Sinceramente, es una verdadera lástima que una rueda de prensa que podría haber sido espectacular, se haya quedado en un auténtico desastre y en un caos organizativo por un evento que le ha quedado grande a Alta Films.